Real

  No me interesa que me creas, ese lugar existe. Allí el viento no ruge, sólo me susurra melodías. Los troncos de los árboles son cálidos y calman mis miedos. El sol hace brillar mis cabellos y las nubes dibujan los pensamientos que elijo.
  La serenidad es parte de cada paso que doy, de cada burbuja que se desprende del lago color verde mar. Porque en ese lugar nada es imposible, hasta los gorriones se dejan acariciar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario