miércoles, 28 de noviembre de 2012

El tercer ojo



"La luz del cuerpo es el ojo. 
Si, pues, tu ojo estuviere sano, 
Todo tu cuerpo estará lleno de luz." 
 Mateo, 6:22 

 Hablas entusiasmada, tan llena de dicha. Hablas como si el amanecer fuese constante, a pesar de las noches que has vivido. Sin embargo, oigo lo que dices, pero escucharte va convirtiéndose en una ardua tarea. Cuando menos lo imagino, mis impulsos me dominan y te beso en la frente. Me quedo en silencio, confundido y asustado, radiante y vivo.

—¿Crees que las personas tengamos un tercer ojo?
—¿Tercer ojo? —reíste, incrédula.
—Bueno, sé que suena ridículo y hasta quizás absurdo, pero estoy seguro de que hay uno que forma parte de cada uno. El problema es que no todos saben usarlo o por lo menos abrirlo.
 —Depende a qué llames tercer ojo...
—Para mí es más que lo que se dice. Un tercer ojo es poder ver más allá de las imperfecciones y de las virtudes, es tratar de conocer mejor al otro, sorprenderse ante sus detalles. Porque después de todo, nunca se termina de conocer a alguien y eso es increíble, una persona es todo un misterio.
—Es que no todos lo piensan así. Para muchos, ese misterio supone un problema, pero yo pienso que gracias a ese misterio estamos en movimiento, sería muy aburrido si ya supiésemos desde un principio, todo de todos.
—Sí, es verdad. Pero hay personas que quizás sin llegar a conocerte del todo, te conocen mejor que nadie y juraría que eres la primera persona que logra ver más allá de mis imperfecciones. Porque no me alcanza con que alguien intente ver mis virtudes o que acepte mis errores. De algún modo, siento que estás muy cerca de mí, como si una conexión nos uniera, casi diría que las palabras no son necesarias para saber lo que el otro siente. Simplemente es así.
 —También siento lo mismo, pero nunca se me hubiese ocurrido verlo de ese modo. Es extraño, cuando hablamos de estas cosas es como si reviviéramos historias de otra época. Porque...¿quién habla de terceros ojos hoy en día?
—En realidad todo es más simple de lo que parece, sólo que detallarlo y describirlo hace que suene distinto. Lo que no es para nada simple es encontrar a esa persona que te haga sentir lo que te acabo de contar.
—Eso es cierto. No todos tienen la oportunidad, o quizás sí la tienen pero no se dan cuenta de quién está a su alrededor.
 —A veces me pregunto si es porque no quieren, por orgullo o por distraídos.
—Menos mal que no somos distraídos.

   Echamos a reír. Parecía que nuestras miradas se abrazaban en lo infinito del tiempo. Sin decir mucho, lo dijimos todo. Y te acercaste a mí, frente con frente por unos minutos. Cerramos nuestros ojos y sólo nos miramos con nuestro tercer ojo.

6 comentarios:

  1. ¡Aiiii! Que hermoso, me sacaste una sonrisa enorme. ¿Como puedes escribir algo tan hermoso? No, es que es perfecto tan lindo y romantico eso del tercer ojo, jamás lo había pensado asi.
    No tengo palabras, de lo más lindo que he leído.
    Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Luli ! por dios pero queeeeeeee buennnnnnnn textooooooo nena!!
    PERO ME ENCANTÓOO así con muchas muchas "O" .
    me atrapó y todo cierra tan justito y perfecto.
    aparte lo siento como algo súper real a la anécdota, encontrar a alguien,
    el entendimiento... el anhelo de mis principios.
    lo escribiste vos no? si es así, te mega felicito, me gustó muchísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay que bueno! me alegra mucho que te haya gustado :D Sí, lo escribí yo, la idea se me ocurrió cuando me desperté y parece que terminó tomando forma :) Es verdad, al principio parece rara la conversación, y pensar que hay tantas cosas que son así de simples y hermosas! Un beso grande Yami!

      Eliminar
  3. Hola guapa!! he encontrado tu blog gracias a otro en el que me metí!! :) aprovecho para invitarte al mío y si a ti también te gusta mi blog puedes seguirme, asi estaremos de forma mas fácil en contacto!!!
    Un besito y encantada!! feliz sábado!!!
    c.o.c.o.

    ResponderEliminar
  4. Increíble. Es increíble la imaginación que tenés para contar historias! Me hizo acordar inebitablemente a esa sensación tan hermosa que los dos sentímos cuando nos conocimos, cuando sentimos que eramos la otra parte del otro. Hoy, desde otro punto, lo sigo sintiendo. Un beso enorme Luli! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! :) vos también! Gracias por pasarte por mi blog, es decir, por varias entradas n_n

      Eliminar