miércoles, 13 de agosto de 2014

Llaves


  

Siempre habrá historias que permanecerán ocultas en un cofre, durante años, con el fin de proteger otras, en silencio, en vano. Historias que golpearán la madera de los pulmones, buscando retorcerse en los labios de la sinceridad.
  Muchas de ellas serán guardadas con culpa, otras con dignidad, con orgullo e incluso con miedo a perderlas ante el peso de una memoria derrotada. Sin embargo, las que continúen, sabrán encontrar el modo de alcanzar esa libertad tardía pero segura. Porque ningún hombre es capaz de respirar cuando sus recuerdos absorben el escaso oxigeno que lo rodea. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario