Rocío



Rocío
origen de lo eterno
calidoscopio ancestral.
Invoca mis secretos y susurros
oprimiendo los desiertos que me encierran.

Encuentra mis fisuras
sanando los colores de mi prisma
transmutando mis espectros en ecos.
Es el arrullo que custodia mi luz
finge quietudes, pero se expande;
advirtiendo mis pasos en la Tierra
nombrando mis misterios en el Cielo.
Intuye el latido de lo verdadero:
alma gemela.

Acaricia mis espinas, sin condiciones
logrando sofocar las heridas que aúllan,
el fuego nos enlaza hasta reencontrarnos.
Toma los olvidos que ignoro
tejiendo mensajes para mi corazón desalineado
incitando a las señales a regresar.

Trae portales y una mirada genuina
abre mi reflejo hacia otros puentes.
Silenciosamente, distingue mis descuidos
sumas de caos que quisiera desvanecer.
Ante ello, desafía a mi sombra, insistiéndole que acepte
recordándole que juzgar es resistirse
a confiar en la esencia.

Ágil, adormece las inquietudes que me amenazan
naufragando en mis enigmas
alentándome a desenterrar historias
marchitando mis voces impostoras.

Creo en su palabra
aferrada a nuestras páginas
refugia mi fe
abrazándome.

No hay comentarios:

Publicar un comentario