VII - GYFU


Nuestras raíces protegen
el sostén de lo que será
construido en equilibrio
armonizado a la par.
La simetría reparte
lo que hemos de cargar
multiplicando el encuentro
que nos nutre sin avisar.
Un juramento se reanuda
desprovisto de condenas
es la unión el regalo
que dejó de ser lejano.

1 comentario: